top of page
Buscar

Los animales son Maestros Espirituales



Nuestros animales son nuestros maestros, durante su vida, y lo que muchos no saben es que también después, en su partida.


Muchos vienen para enseñarnos grandes capacidades, como la resiliencia, soltar los dramas y sobretodo, vivir el presente con plena presencia.


Cuando se acerca la enfermedad y la vejez nos perdemos en nuestra mente. La ansiedad y la incertidumbre nos supera.


A veces es una “discapacidad” física o mental llega y nos pone a prueba, a veces incluso ocurre desde su nacimiento, donde tenemos la mayor oportunidad de aprendizaje de todas, ya que en este caso son ellos los que nos van a enseñar que la vida está hecha para vivirla con PLENITUD.


Pero el miedo a la pérdida, la incertidumbre de que pasará y cuando les llegará el momento de partir nos secuestra emocionalmente de tal manera que necesitamos frenar en seco y tomar las riendas de nuestras emociones y nuestra mente.


Decir BASTA al miedo sirve de poco, abrazarlo con total comprensión, prometiéndonos que vamos a enfrentarnos a un reto como buenamente podamos es un ejercicio de AMOR.


Esto es lo que ellos quieren. Pues están preparados para formar gran equipo junto a nosotros, y es que hay algo más importante a lo que hay que atender…El AMOR, y hay que aplicarlo , respirarlo y vivirlo con intensidad plena.


Ellos nos enseñan esto porque de amor y presencia saben mucho. Lo llevan de serie, en su interior, lo tienen más que integrado.


Así que:

“No te limites, tu animal no lo está. Los únicos límites están en nuestra mente, los obstáculos están para superarlos, no para frenarnos”.


“Ábrete a experimentar los desafíos de la vida, pero desde la confianza de que ellos ponen todo de su parte. Sólo faltas tú”.


Para los que, como yo, estamos en duelo, hay profesionales que están para ayudar. Pide ayuda, hacerlo es sinónimo de inteligencia. Comparte tu dolor, tu experiencia y tus miedos. Cuando compartes, aligeras la carga. No sufras en silencio.


Sólo me queda decir jamás lograré agradecerte que me hayas escogido. Repetiría esta vida contigo, 1 y mil veces, con las mismas experiencias y dificultades, porque el resultado, mi niña, ha sido GRANDIOSO.


Y para muestra, me dejas este gran legado 🤍

21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page